Bap Health patenta un modelo de test inteligente de salud.

Saber cómo sobrelleva el paciente su enfermedad puede ser fundamental para optimizar la asignación de recursos sanitarios y elegir el mejor tratamiento. Esta información se consigue a través de unos test inteligentes. A este campo de investigación se dedica la empresa asturiana Bap Health Outcomes Research, empresa dirigida por el médico Pablo Rebollo, que ya tiene dos patentes del modelo de cuestionario CAP HEALTH.

La Empresa Innovadora de Base Tecnológica surge del mundo de la investigación pública, como una spin-off especializada en investigación de resultados de salud (IRS). Inició su actividad en el Centro de Empresas del Caudal (CEC), en Mieres, en septiembre de 2004. Actualmente cuenta con once trabajadores y su facturación en 2009 alcanzó 1,2 millones de euros.

BAP recibió financiación de la SRP para el desarrollo de tres proyectos, en los que la empresa invertirá un total de 500.000 euros: OpenClinica-ñ, LabPRO y desarrollo de CAT HEALTH.

El cliente principal de la empresa es la industria farmacéutica y tiene contratos de servicios con empresas relevantes del sector. Con el desarrollo de CAT HEALTH, se identifican otros dos tipos de clientes: los organismos públicos de investigación (hospitales y fundaciones hospitalarias) y la Administración sanitaria.

Para participar en este proyecto, mediante un préstamo participativo de 250.000 euros que se formalizó en julio pasado, la SRP ha tenido en cuenta que se trata de una empresa innovadora con un importante asentamiento en el mercado; un mercado en potencial crecimiento. Además, valora el buen hacer empresarial de su promotor, avalado por la trayectoria de la sociedad, así como su buen conocimiento del mercado.

Just a sec