Donación Fuensanta a HUCA

Iniciativas solidarias y colaborativas de las empresas financiadas por la SRP frente al COVID-19

La situación de emergencia sanitaria producida por el COVID-19 está obligando a las empresas a tomar decisiones de urgencia, para tratar de adaptarse a la nueva situación y mitigar las consecuencias de la epidemia. A pesar de los enormes retos a los que se están enfrentando, tanto de mercado como de gestión interna (teletrabajo, medidas preventivas, tensiones de tesorería, dudas sobre cuestiones legales y administrativas, etc.), encuentran tiempo y fuerza para participar en numerosas iniciativas solidarias y colaborativas que desde la SRP nos enorgullece visibilizar.

Empresas como Reliquiae, Specialized Technology Resources España o Cryosphera han puesto a disposición de las autoridades sanitarias su capacidad productiva. Así, Reliquiae, la firma de bolsos de lujo, se ha ofrecido a fabricar batas y mascarillas y, además, comparte la plantilla de su modelo Archy en una campaña de agradecimiento a los sanitarios y todos aquellos que nos ayudan a superar esta crisis. Specialized Technology Resources España, empresa fabricante de encapsulante para paneles solares fotovoltaicos y de film barrera multicapa para el mercado de la alimentación, ha ofrecido a las autoridades sus bobinas de plástico por extrusión por si pudieran usarse para producir posteriormente bolsas de plástico o algún producto final similar.

Cryosphera, una empresa de refrigeración sostenible, está actualmente utilizando las impresoras 3D de su centro de fabricación aditiva en Teruel para la producción de material sanitario, concretamente viseras de protección facial. En caso de ser preciso, empezarán con la fabricación de piezas necesarias para los respiradores diseñados actualmente por el equipo de #Reesistencia. Esta colaboración surgió de los responsables de área de fabricación aditiva de Cryosphera, que comenzaron a movilizarse para poder ayudar al inicio de la crisis y se incorporaron al movimiento #CoronavirusMakers, una agrupación de “Makers” que ponen a disposición de la lucha contra el virus sus impresoras 3D.

Pero hay muchas más iniciativas: Agua Fuensanta está donando pallets de agua mineral al Hospital Universitario Central de Asturias y otros centros sanitarios asturianos así como a Transinsa Ambulancias de Asturias para colaborar en las necesidades de los enfermos de coronavirus y de los profesionales; Hi Mobility ha reubicado su flota de vehículos eléctricos a proximidad de los centros hospitalarios de la región y la pone a posición del personal sanitario las 24 horas del día de manera gratuita mientras dude la crisis, y Ordum ha decidido no cobrar los gastos de envío en los pedidos a domicilio de su cerveza artesana mientras dure la emergencia.

Zapiens, por su parte, ha abierto su App gratuitamente con contenidos sobre el COVID-19 basados en fuentes oficiales y veraces como el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social o la OMS, y otros relacionados con temáticas diversas como la gestión del trabajo en línea, organización de equipos en la nube o el conocimiento personal. De este modo, cualquier persona interesada puede acceder a informaciones fiables con el fin de crear una mayor conciencia y responsabilidad colectiva. La iniciativa está siendo un éxito, no solo por el número de personas que ya están utilizando la App, sino también porque numerosas empresas y colectivos se han acercado a Zapiens para ceder sus contenidos y ponerlos a disposición de la población.

Las empresas de biotecnología pueden desempeñar un papel muy relevante en esta crisis. Bioquochem participa en un proyecto para reciclar mascarillas en una iniciativa coordinada por la Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad del Gobierno asturiano, consistente en reciclar hasta 100.000 mascarillas al día. El equipo está formado por Bioquochem, el Grupo Masaveu y la Universidad de Oviedo, y cuenta con la colaboración de la Guardia Civil y del Ejército. Por otra parte, como empresa de base biotecnológica y con marcado carácter científico, continúa centrada en el desarrollo de dispositivos y kits biológicos para la medida de biomarcadores relacionados con el estrés oxidativo, y se ha presentado a la última CALL del EIC Accelerator Pilot- H2020 con un proyecto basado en la adaptación de su dispositivo eBQC a la detección en muestras de saliva de marcadores de estrés oxidativo relacionados con la presencia o no de determinados virus.

Otra de las empresas de base tecnológica de nuestra cartera, Micrux Fluidic, que diseña, desarrolla y produce dispositivos analíticos, está trabajando junto con algunos de sus clientes y colaboradores internacionales en la solicitud de un proyecto europeo con el objetivo de desarrollar un kit de auto-diagnostico fácil de usar para la detección del corona virus y otras enfermedades de tipo infeccioso que puedan originarse en el futuro.

Además, tecnología desarrollada por empresas como BHD Consulting o Flame Analytics, tiene aplicación en esta situación que estamos sufriendo.

Así, BHD Consulting, dedicada a la creación de plataformas de salud digital, ha desarrollado Upmédica, una plataforma de telemedicina que se puede convertir en una herramienta fundamental para la atención a los pacientes y la lucha contra la propagación del coronavirus. Upmédica hace posible que todas las personas que están en su domicilio puedan ser atendidas por una organización en remoto, que sean informadas y se puedan comprobar los síntomas que  presentan para llevar a cabo un triaje, y decidir si es necesario derivar a una actuación real que implique el desplazamiento del paciente y de los equipos de atención. Además, se pueden agendar revisiones con el equipo para llevar a cabo un seguimiento remoto de la evolución de la persona desde su domicilio. Hospitales como el de la Santísima Trinidad de Salamanca lo están utilizando y han puesto a disposición de la población un servicio gratuito de videoconsulta sobre el coronavirus.

Flame analytics, por su parte, ha podido constatar en estos días que, efectivamente, los españoles nos estamos quedando en casa. El número de transeúntes en las calles de la capital de España, por ejemplo, desde que comenzó la crisis, se ha reducido en un 93%. En Valencia la reducción ha sido de un 92%, en Sevilla de un 90% y en Barcelona de un 84%. Para captar estos datos Flame utiliza distintos sensores para medir el tráfico en las calles, junto con técnicas avanzadas de big data para poder computar los datos obtenidos y reflejar medidas y comparativas relevantes. Flame es una plataforma de analítica big data y de marketing omnicanal que permite conocer el comportamiento de las personas para después poder ofrecerles lo que éstas desean / necesitan en el momento oportuno.

Seguro que se nos quedan iniciativas en el tintero, las iremos comunicando a medida que las vayamos conociendo.

¡Orgullosos de todos vosotros!

 

Fotografía cortesía de Agua Fuensanta. Pallets de agua mineral saliendo de sus instalaciones para los hospitales asturianos.

Just a sec