Cryosphera pone su capacidad de impresión 3D a disposición de la lucha contra el COVID-19

Cryosphera es una empresa de refrigeración sostenible que adquirió su primera impresora 3D hace poco más de un año con el objetivo de crear modelos propios para implementarlos en la industria e incluirlos en sus proyectos. Posteriormente, vistas las posibilidades que ofrece esta tecnología, crearon una nueva línea de negocio para dar servicio a clientes que les demandaran piezas complejas y a medida, 3DSphera. Ésta última, dedicada a fabricación de todo tipo de piezas mediante impresión 3D, lleva fabricando material sanitario impreso en 3D desde que se declaró el estado de alarma. Durante este tiempo se han centrado en la fabricación de viseras de protección facial, ya que han sido altamente demandadas en hospitales, centros de salud, residencias de la tercera edad, ect.

Esto es así porque al inicio del actual estado de emergencia sanitaria, los responsables de área de fabricación aditiva, Dani Dobón y Marcos González, comenzaron a movilizarse para poder ayudar. Debido a la alta demanda y escasos recursos que el personal sanitario tenía en esos momentos surgió el movimiento #CoronavirusMakers, una agrupación de “Makers” que ponen a disposición de la causa sus impresoras 3D. En este movimiento participan tanto empresas como particulares donando material para impresión 3D, cualquier tipo de material necesario para la fabricación de EPIs o piezas de respiradores.

Cryosphera comenzó trabajando con su propio material hasta que empezaron a recibir donaciones tanto por parte de empresas como de particulares y grupos de Makers como es el CV19_Fab_Teruel. Con el fin de tratar el tema con la máxima transparencia posible, han habilitado un enlace donde se pueden ver todas las solicitudes, entregas y material recibido.

Hasta la fecha han donado más de 350 unidades y esperan donar más de 700, a centros como el Hospital Obispo Polanco, el Centro Asistencial el Pinar, el Centro de salud de Teruel, la Residencia Javalambre y pequeñas empresas de Teruel.

Esta misma semana han iniciado las impresiones de conectores para las máscaras de buceo que se están usando en Hospitales para mejorar la saturación de oxígeno en pacientes con insuficiencia respiratoria y esperan poder enviarlas donde más las necesiten.

La SRP apoyó a Cryosphera en 2018 con un préstamo participativo de 200.000 €, con el que pudieron afrontar el necesario crecimiento de la plantilla en un momento de fuerte expansión, y acceder a otras fuentes de financiación.

¡Orgullosos de vosotros!

 

Just a sec