Repasamos para el Instituto de Capital Riesgo 36 años de actividad inversora de la SRP

Desde su creación en 1984 por el Gobierno del Principado de Asturias como instrumento financiero dinamizador del tejido empresarial de la Comunidad, la Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias ha sido un elemento clave en la estrategia del Gobierno de apoyo a la creación, consolidación y crecimiento de las empresas asturianas. En este periodo, la SRP ha ido evolucionando y se ha ido adaptando a las necesidades del tejido productivo regional, participando en la ejecución de políticas públicas como el apoyo al desarrollo del turismo rural en sus primeros años o al emprendimiento innovador y a la digitalización en la actualidad.

Repasamos, invitados por el Instituto de Capital Riesgo – INCARI, estos 36 años de actividad inversora en los que la SRP ha aprobado 268 millones de € de financiación* para casi 340 proyectos. Esta reseña, en la que destacamos la actuación de la SRP en algunos de los sectores más representativos de la economía asturiana, es un breve adelanto de un artículo de próxima publicación en el Anuario 2019 de Capital Riesgo editado por INCARI.

Sector metal

El sector del metal ejerce un gran efecto tractor sobre la actividad económica asturiana, tanto por su importancia en cuanto a facturación y generación de empleo directo e indirecto, como por su relevancia en el sector exterior –en 2019 el metal supuso el 70,68% del total de exportaciones asturianas según datos de ICEX-, y por su efecto impulsor y dinamizador de redes de proveedores locales y actividades de ingeniería, logística, mantenimiento, servicios avanzados de apoyo industrial, etc.

Desde su fundación, la SRP ha prestado un apoyo constante a las empresas del sector metal facilitando la financiación de sus proyectos de inversión, logrando así acumular una amplia experiencia y un profundo conocimiento del mismo. De este modo, tuvo gran influencia en la creación y expansión internacional de empresas nacidas de iniciativas locales y hoy líderes mundiales en sus respectivos sectores de actividad, como Asturiana de Aleaciones – ALEASTUR (aleaciones de aluminio de alta complejidad, integrada hoy en el grupo del fondo soberano de Bahréin, Mumtalakat), Ingeniería y Diseño Europeo – IDESA (hoy parte del Grupo Daniel Alonso), Zitrón (sistemas de ventilación para minería y obra civil) o Asturfeito (ingeniería y fabricación de equipos de alto contenido tecnológico para proyectos como el CERN en Ginebra o ALMA en Chile, entre otras actividades).

La SRP fue además determinante en la implantación en la región de empresas de capital extranjero como la italiana Delfin Tubes, fabricante de tubos con superficie extendida y sistemas de recuperación de calor, que se instaló en Asturias por medio de una filial en la que participó la SRP, o la alemana Elisental, que se asoció a la empresa asturiana Aleastur y a la SRP para constituir en Asturias Esal Rod Alloys, dedicada a la producción de aleaciones especiales en base de aluminio en formato de alambrón.

A estas grandes compañías se une un elevado número de empresas más pequeñas y altamente especializadas que recibieron el apoyo de la SRP, y que en conjunto contribuyeron a que el metal llegara a representar en algunos momentos un tercio de la cartera de las sociedades financiadas.

Economía circular y sostenibilidad

En Asturias ha existido tradicionalmente una enorme sinergia entre los sectores energético e industrial, con la adaptación continua del sector energético a las necesidades generadas por la actividad de la industria asturiana.

La SRP ha contribuido al fomento del sector de energías renovables participando en el accionariado de empresas de generación de energía eléctrica de origen hidráulico como Hidroastur, o de aprovechamiento de biomasa forestal para uso energético como Pellets Asturias.

Hoy en día la Sociedad Regional de Promoción está comprometida con la economía circular, la eficiencia energética y la movilidad sostenible, sectores que representan el 13% de la cartera, con empresas como Polymer Recycling Labs – Polynext, surgida como respuesta a la creciente demanda del mercado de nuevos materiales plásticos de alta calidad, con un alto componente de preservación medioambiental y basados en el reciclaje como principal fuente de suministro; AGR Catalysts Recovery – AGRCR, que está desarrollando en el concejo de Carreño una planta pionera en España dedicada a la valorización de metales contenidos en catalizadores agotados resultantes de procesos químicos, o Hi Sharing Mobility, una iniciativa impulsada por el grupo empresarial asturiano Baldajos y financiada por la SRP para completar el desarrollo de un proyecto de movilidad eléctrica integral.

Sector agroalimentario

La industria agroalimentaria, un sector estratégico y tractor dentro de la industria asturiana, alcanzó en 2017 el 14,3% de la cifra de negocios del sector industrial y el 15% del empleo (según datos del INE). Las industrias lácteas, con una posición de liderazgo en el mercado nacional son, junto a las cárnicas y de elaboración de bebidas, las principales actividades en este ámbito.

La Sociedad Regional de Promoción se implicó profundamente en el apoyo a la industria agroalimentaria regional, invirtiendo, entre otros muchos, en proyectos como Agua Fuensanta (agua mineral medicinal) y Cafento Coffee Factory (industria del café), en el primer caso con la herramienta del préstamo participativo y en el segundo por medio de la participación en su capital social a través de una operación de ampliación de capital.

Otros ejemplos de inversiones en el sector destacables por su singularidad pueden ser Industrias Granderroble (posteriormente integrada en el grupo riojano Palacios, constituyendo el mayor grupo industrial español de pastelería congelada); Industrias Lácteas Monteverde, proyecto localizado en Grandas de Salime, uno de los municipios rurales más alejados del centro de la región, en donde se aprovecha de la extraordinaria calidad de los pastos de alta montaña que confiere a sus quesos unas características únicas, o Conservas Agromar, que pone en valor materias primas de las costas asturianas como los oricios – erizos -.

El sector agroalimentario representa actualmente el 13% de la cartera de la SRP, con proyectos tan variados como una plantación de kiwis, elaboración de cerveza artesana, cubitos de hielo premium, embutidos saludables o productos de panadería y pastelería sin alérgenos, además de la empresa de agua mineral ya mencionada.

Sector tecnológico

Consecuencia de la evolución hacia una economía crecientemente terciarizada en la que los servicios avanzados han ido adquiriendo cada vez mayor protagonismo, hoy en día merece mención especial en Asturias el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Este sector agrupa en la región a más de 900 empresas, entre las que se encuentran multinacionales españolas como Indra, con un laboratorio de I+D en software avanzado para tráfico aéreo, grandes empresas de origen asturiano como Satec o Seresco, y numerosas empresas innovadoras de base tecnológica altamente especializadas.

A lo largo de los años la Sociedad Regional de Promoción ha apoyado empresas como la mencionada Satec, acompañándola en su fuerte expansión internacional, y a un gran número de compañías de características y actividades muy diversas, como Intermark IT (consultora tecnológica), Neo Metrics Analytics (pionera en el análisis de datos, adquirida por Accenture) o Divisadero (integrada hoy en la multinacional Merkle, consultora de estrategia y operaciones). Una de las inversiones más relevantes de la SRP por el impacto que tuvo en el desarrollo de la sociedad de la información en Asturias fue la participación, en 1995, en la recién constituida Sociedad Promotora de las Telecomunicaciones de Asturias (más adelante Telecable), agente clave en el temprano y rápido desarrollo del sector en la región, por medio de la expansión de la fibra óptica -con la que tiene recorridos actualmente cerca de 3.000 kilómetros en el territorio asturiano-.

El sector tecnológico es actualmente el principal protagonista de la cartera de la SRP, con el 19% del total de empresas financiadas y proyectos muy diversos, desde soluciones móviles de gestión empresarial, herramientas interactivas para contenidos digitales, realidad aumentada, conducción eficiente, herramientas de analítica para espacios físicos, wearables, herramientas de inteligencia artificial o videojuegos. Muchos de estos proyectos han sido desarrollados por empresas innovadoras de base tecnológica y financiados a través de líneas específicas dirigidas a emprendedores, como el fondo Crecimiento Emprendedores Innovadores, dotado con 2 millones de € para microempresas y pequeñas empresas en proceso de crecimiento, o bien de carácter innovador y tecnológico, o bien con un producto propio y diferencial.

Actividad inversora y cartera de la SRP

Desde su creación en 1984 la Sociedad Regional de Promoción ha aprobado inversiones por 268 millones de €*, en casi 340 proyectos, con una inversión inducida de más de 1.100 millones y la creación de 5.730 empleos iniciales.

Todas las inversiones realizadas por la SRP provienen de sus propios recursos. La sociedad cuenta con un capital social de 66,5 millones de €, suscrito en un 62,47% por el Principado de Asturias, y el resto por las tres instituciones financieras de origen asturiano más importantes así como por una amplia representación del empresariado privado regional.

A 31 de diciembre de 2019 la SRP gestionaba una cartera de 51,5 millones de € invertidos en un total de 46 empresas a las que, además de recursos financieros, se les aporta asesoramiento, oportunidades de negocio, networking y visibilidad. Este valor añadido más allá de la mera financiación así como la flexibilidad, implicación y profesionalidad de los trabajadores, han sido reconocidos y valorados muy positivamente en las encuestas de satisfacción del cliente del año 2019.

La Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias seguirá financiando proyectos con alto potencial de crecimiento, facilitando a las empresas y emprendedores asturianos que incrementen su tamaño y sean competitivos en un mercado global, acompañando a la inversión privada y siempre desde un análisis serio y riguroso de los proyectos de inversión.

 

*Inversión actualizada con el IPC General desde 1984 (sistema IPC base 2016). INE

 

Fotografía: cortesía de Asturfeito, empresa financiada por la SRP de 2007 a 2013. Fabricación de la estructura e integración del accionamiento y control de 25 antenas para los radiotelescopios del proyecto ALMA (Atacama Large Millimeter Array), el observatorio más grande de la Tierra, situado en el desierto de Atacama, en Chile.

Just a sec